Los Encuentros Nacionales de Cofradías

Los Encuentros Nacionales de Cofradías son cada año el principal foro cofrade de nuestro país, tanto por el número de asistentes como por su diversidad geográfica, la presencia de multitud de advocaciones pertenecientes a la Semana Santa, la regularidad de sus celebraciones, la calidad de los ponentes y los temas tratados, la convergencia de diversas reuniones sectoriales (por advocaciones, por grupos interesados), la implicación de la ciudad organizadora, etc…

Desde su origen, impulsaron un anhelo de conocimiento e intercambio en el mundo cofrade, que se ha traducido en numerosas convocatorias, de algún modo “hijas” de los Encuentros Nacionales: encuentros regionales, interdiocesanos, diocesanos, por advocaciones, de jóvenes, de mujeres cofrades, de bandas, de costaleros... También los Congresos Nacionales, desde una perspectiva diferente, más académica, traen su relación desde Zamora (1987) y éste a su vez de la convocatoria previa de Villagarcía de Campos (1986).

Todo ello ha supuesto un efecto dinamizador dentro del ámbito cofrade del que han surgido cuantiosos frutos, tanto personales como en las propias cofradías, y ello aunque quienes se acreditan son generalmente hermanos especialmente interesados, aunque también están representadas corporativamente muchas hermandades.

Aún a pesar de la actual situación económica han demostrado su pujanza, y su capacidad consolidada de ser referente nacional en las relaciones cofrades.